Una de las soluciones a las que más suelen recurrir las empresas de impermeabilización en Álava es al EPDM, un material muy empleado en la construcción que ofrece numerosas ventajas. En esta entrada vamos a hablarte de él y de todo lo bueno que puede traerte a la hora de proteger tu fachada o terraza de las inclemencias meteorológicas y otros factores externos.

EPDM son las siglas que se corresponden a etileno, propileno, dieno y monómero, los componentes de este termopolímero elastómero. Las empresas de impermeabilización en Álava lo utilizan para todo tipo de cubiertas planas o inclinadas, como azoteas, terrazas y balcones. También para el recubrimiento de techos, la rehabilitación de fachadas y el sellado de puertas y ventanas. El EPDM es muy usado, asimismo, en piscinas y zonas exteriores pavimentadas, así como otros pavimentos deportivos y suelos de parques infantiles.

Es el material que ofrece mayor resistencia frente a agentes externos y, además, es un gran aislante acústico que soporta bien el desgaste y la abrasión. Te brinda también propiedades elásticas, amortiguadoras y antideslizantes.

Gracias al EPDM te será mucho más sencillo evitar o reducir las uniones o juntas a la hora de impermeabilizar todo tipo de superficies, puesto que este elastómero se presenta en láminas de hasta 930 metros cuadrados, por lo que se pueden cubrir zonas enteras con una sola pieza.

Eso hace que se minimicen los errores humanos en su colocación, que por este motivo es más sencilla y menos costosa. Igualmente, es un material vulcanizado al cien por cien, lo que lo convierte en sostenible. Además, es uno de los sistemas de impermeabilización con los valores más bajos en lo que se refiere a emisiones de CO2.

Motivos más que suficientes para apostar por el EPDM como solución y contar con los servicios de Imper Asfálticos, S.L. Contacta con nosotros y obtendrás los mejores resultados.